Cupping o terapia con ventosas

Para la filosofía oriental el Qi es la energía vital que fluye por todo el cuerpo y nutre al organismo. La interrupción de este flujo produce desequilibrios en el cuerpo que son causa de enfermedades. Y el cupping es una de las mejores técnicas para reequilibrar esa energía.

El tratamiento se realiza mediante una succión con las tazas sobre ciertos puntos de la piel que normalmente se localizan en la espalda y en el estómago. Esta succión desbloquea los puntos obstruidos, reanuda el flujo de energía y ayuda al organismo a eliminar las sustancias de deshecho.

Para realizarlo el paciente puede estar tumbado o sentado. Antes de aplicar las tazas el especialista limpia bien la zona y coloca las ventosas entre 10 y 15 minutos. Hay tazas de todo tipo: de barro, madera, bambú, cristal, plástico, cuernos de animales y magnéticas. Las más empleadas son las de plástico y cristal, que permiten la observación del proceso.
   

Una vez caliente la taza se adhiere a la zona afectada. Algunas veces también se realiza una punción para extraer la sangre o los líquidos retenidos

El cupping tradicional se realiza con calor, ya que éste ayuda a abrir aún más los poros. Para ello se quema un algodón previamente empapado en alcohol y se introduce en la ventosa durante unos segundos. Una vez caliente la taza se adhiere a la zona afectada. Algunas veces también se realiza una punción para extraer la sangre o los líquidos retenidos.

El cupping también puede realizarse mediante una bomba de succión. En este caso la aspiración se realiza con una pera de goma sobre la zona. Esta opción es fácil y segura, incluso existen ventosas para uso personal que pueden usarse en casa.

Múltiples beneficios
Los especialistas en medicina china recomiendan utilizar esta terapia en combinación con otros métodos, como la Osteopatía, la acupuntura, el masaje, para potenciar sus beneficios. El cupping es útil para tratar jaquecas, alergias, estrés, dolores de espalda, varices, problemas de sueño, tensiones musculares, cansancio, decaimiento, estreñimiento o problemas de circulación.
Según los especialistas el cupping tiene la virtud de hacernos liberar endorfinas gracias a la estimulación de los puntos de acupuntura. Esto podría sustituir a muchos fármacos que persiguen el mismo efecto. Así, esta terapia puede ayudarnos a mitigar el dolor, a reducir las inflamaciones, a reforzar nuestro sistema inmunitario y, sobre todo, a hacernos sentir bien. De ahí que las tazas chinas sean un interesante método preventivo para nuestra salud. 

La última moda entre las estrellas es el cupping o tazas curativas, una terapia milenaria utilizada desde hace más de 3.000 años por la medicina tradicional china, pero también por los árabes, los griegos, ciertas tribus africanas y australianas.

   

Toma nota:
 El tratamiento te dejará unas marcas circulares parecidas a hematomas, pero desaparecen en aproximadamente 10 dias.

 Algunas personas sienten una mareo pasajero.

 Si estás embarazada, debes comunicárselo al especialista, ya que hay ciertos puntos de tu cuerpo que no deben ser estimulados.

 Cuando te hagas el tratamiento evita las comidas pesadas o realizártelo en plena digestión. Tampoco vayas con el estómago vacío.

Una sóla sesión de cupping… 

 activa el sistema linfático

 relaja la contractura

 activa la circulación

 elimina tensiones

 mejora nuestro estado de ánimo

Más info
En Zensana también  utilizamos las ventosas conjuntamente (en caso necesario) con el tratamiento de osteopatía, no conlleva ningún coste añadido.

Un comentario en «Cupping o terapia con ventosas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*